Yogures como jarabes


Yogures como jarabes por Saray Marques

Proliferan los alimentos funcionales | Cada vez más consumidores apuestan por la nutrición terapéutica, que crece un 15%

Tienen Omega 3, L-casei inmunitas o estenoles vegetales. Son buenos para el corazón, potencian las defensas o ayudan a reducir el colesterol. Son los alimentos funcionales, y cada vez ocupan más sitio en las estanterías del supermercado. En Europa, desde 2007, su consumo crece a un ritmo de un 15% anual, con un valor de mercado de 2.500 millones de euros al año, según la Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria (EFSA). Todo un alivio para el sector de la alimentación, para el que ofrecer un plus de salud es diferenciarse.

Lo reconoce Álvaro Bordas, responsable de comunicación de Danone. “Hay una obsesión por lo sano, por tratar de compensar una alimentación no siempre buena, y respondemos a esa necesidad”, recalca.

¿Son todos saludables?

En España, los alimentos funcionales se toman, sobre todo, en forma de derivados lácteos. Así, el consumo de los que contienen bífidus creció un 14% en 2008 y 17 millones de españoles tomaron el año pasado al menos un Actimel, un producto que ha retirado su propuesta para que la EFSA certifique que aumenta las defensas (un aval con el que ya cuenta Danacol, que reduce el colesterol).

En 2007, la EFSA puso coto a los anuncios de alimentos beneficiosos. Se abrió un periodo transitorio hasta este año para confirmar que esas declaraciones de salud son ciertas. De momento, hay 4.185 solicitudes. De ellas, 2.000 han sido devueltas porque los estudios presentados no confirmaban esas propiedades y 500 han sido aceptadas. Para Enrique García, catedrático de Emoción y Motivación de la UNED “es muy difícil hoy en día encontrar una leche natural, todas están enriquecidas”.

Según el doctor Andreu Palou, hoy en la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, “a finales de año sabremos lo que vale y lo que no, y lo que no será probablemente un 20% de lo que hay”.

“Vivimos en una sociedad hipocondriaca, donde se mezcla la obsesión por la salud y el culto al cuerpo”, apunta García. De ahí se deriva “un alto grado de automedicación y de consumo de complementos dietéticos a base de elementos sintéticos”, según el profesor.

Como complemento

La nutricionista Geles Duch sostiene que los funcionales “son interesantes cuando una alimentación equilibrada no puede aportar todos los nutrientes”. Pero sin pasarse.

“Vino a mi consulta una chica que tomaba 20 sustancias al día, entre complementos y funcionales. No tenía nada, pero se los recomendaron. Se quejaba de fuertes dolores de barriga; desaparecieron al dejar de consumirlos”, cuenta Duch. Según la Organización para la Alimentación y la Agricultura de la ONU, el 46% de enfermedades tiene relación con la dieta.

EL APUNTE

Prohibido anunciar con bata blanca

La Organización Médica Colegial y la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria han firmado un convenio para evitar que ciertos alimentos se vendan como si fueran medicinas. Además, prohíben al profesional sanitario promocionarlos. En Europa la legislación publicitaria es bastante rígida y para que un producto se anuncie como beneficioso ha de cumplir unas normas. Por ejemplo, la cantidad que hay que ingerir para que funcione debe ser compatible con la salud. En EE UU hay más manga ancha. Para la socióloga María González va en relación con el sistema de salud: “Allí las medicinas se compran en el súper”.

Una respuesta a “Yogures como jarabes

  1. También es que la gente entiende las cosas como quiere, porque si te están recomendando una cosa que es buena para la salud, no significa que te vaya a curar; como mucho que va a hacerte bien, en el sentido de que ayudará. De todas maneras, ya podían hacer yogures de medicinas: “gelocatil con sabor a frutas del bosque”. No estaría mal que no se te quedara un horrible sabor de boca cada vez que te encuentras mal… que no es bastante con lo que tienes, que encima…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s